Rollitos de ternasco de Aragón y jamón de Teruel

El proceso de crianza de este tipo de cordero se realiza mediante un aprovechamiento tradicional del territorio aragonés, tanto en pastos de montaña y media montaña como en las zonas más áridas del valle del Ebro. En la actualidad (datos con fecha diciembre de 2018) están adscritas más de 365.000 ovejas de las razas autóctonas aragonesas Ojinegra de Teruel, Roya Bilbilitana y Rasa Aragonesa, que junto a la Maellana y la Ansotana, son únicas razas que forman parte de la IGP Ternasco de Aragón, repartidas en 667 ganaderías de más de 320 municipios a lo largo de las tres provincias aragonesas. Por todo ello, podemos afirmar que, como beneficio adicional, el Ternasco de Aragón favorece la economía rural aragonesa, su cultura y medio de vida, manteniendo la población y preservando el medio natural.

Gracias a que todo el proceso de crianza está previamente definido, y a los frecuentes controles que se realizan durante todo ese tiempo, se garantizan unos estándares de calidad óptimos que se traducen en una carne de cordero tierna, sabrosa y saludable, adecuada para todo tipo de consumidores, desde los más pequeños a los de mayor edad.

Este exigente proceso de crianza está regulado desde 1989 por el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida Ternasco de Aragón, lo que supone la distinción de ser la primera carne fresca en España reconocida con una Denominación específica (actualmente IGP).

Así pues, su sabor equilibrado, su versatilidad a la hora de prepararlo y sus propiedades cardiosaludables – demostradas a partir de varios estudios científicos – son, entre otras, las principales razones por las que comer Ternasco de Aragón.

INGREDIENTES

  • 6 chuletas de Ternasco de Aragón
  • 6 lonchas finas de Jamón de Teruel
  • 200 g de setas
  • 200 g de espárragos trigueros
  • Medio vaso de vino tinto
  • 1 cebolla de Fuentes
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Tomillo
  • Romero

ELABORACIÓN

Empezamos deshuesando las chuletas de ternasco de Aragón.

Una vez limpias de hueso, las extendemos y ponemos una fina loncha de jamón de Teruel encima de cada una. A continuación las enrollamos y las pinchamos con un palillo tipo pincho moruno para que no se desmonten.

Cuando terminemos de montar todos los pinchos, los salamos y añadimos un poco de tomillo y de romero.

Precalentamos el horno a 180 ºC durante 10 minutos.

Mientras preparamos todos los ingredientes para el horno. Primero cortamos la cebolla en juliana y las colocamos en una bandeja de horno. Ponemos encima los rollitos y bañamos todo con un chorrito de aceite de oliva y el medio vaso de vino tinto.

Una vez caliente el horno introducimos la bandeja, y dejamos cocinar durante 30 minutos.

Mientras se hacen los pinchos en el horno vamos preparando el acompañamiento. Cortamos las setas y los espárragos trigueros, salteamos todo en una sartén y reservamos.

Una vez listos los rollitos, los sacamos del horno y con el caldo de la bandeja reducimos la cebolla durante unos minutos.

Finalmente, emplatamos los rollitos de ternasco y Jamón con su acompañamiento y la reducción de cebolla.

Si quieres contactar con Valencia gastronómica puedes escribirnos a valenciagastronomica.com @ gmail.com

Deja un comentario

Leer entrada anterior
El restaurante Rincón de Capis ganador del “II Concurso de la Mejor Tapa de CV”

EL COCINERO ALICANTINO JOSÉ LUIS CASES GANA EL CONCURSO A LA MEJOR TAPA AUTÓCTONA El ganador, del restaurante Rincón de

Cerrar