Julia Child y la paella valenciana que llamó paella a la americana «Paella a l’Americaine»

JOSE CUÑAT, Historiador de la paella «paellólogo», En el vasto y colorido mundo de la gastronomía, hay figuras que no solo han dejado su marca en la cocina, sino que también han servido de puente entre culturas, fusionando sabores de manera excepcional. Julia Child es una de estas figuras icónicas. Con su pasión por la cocina francesa, llevó el arte culinario europeo a las mesas estadounidenses. Pero ¿qué sucede cuando esta dama de la cocina decide aventurarse en los dominios de la tradicional paella valenciana y crear su propia versión «a la americana»? Acompáñame en este viaje culinario para descubrir la historia y el sabor detrás de la paella valenciana según Julia Child.

Julia Child fue una icónica chef, autora y personalidad televisiva estadounidense, que introdujo la cocina francesa al público estadounidense a través de su libro de cocina, «El arte de la cocina francesa» («Mastering the Art of French Cooking»), y su serie de televisión, «El chef francés» («The French Chef»). Nacida el 15 de agosto de 1912 en Pasadena, California, Child desarrolló un amor por la cocina francesa después de mudarse a Francia con su esposo, Paul Child, en 1948. Asistió a la famosa escuela de cocina Le Cordon Bleu y luego estudió de manera privada con chefs maestros.

La manera accesible y el entusiasmo de Child por la cocina la hicieron una figura muy querida. Sus programas de televisión fueron pioneros en el campo de los shows de cocina, convirtiéndola en un nombre familiar e inspirando a generaciones de cocineros y entusiastas de la comida. Su impacto en la cocina y los hábitos alimenticios estadounidenses fue profundo, ya que desmitificó técnicas complejas de cocina francesa y las hizo accesibles para los cocineros cotidianos.

El legado de Julia Child se extiende más allá de sus recetas y apariciones televisivas. Era conocida por su consejo ingenioso y práctico sobre cocina, su aliento a la experimentación culinaria y el disfrute de la comida, y su defensa de ingredientes frescos y preparación cuidadosa. Child continuó

Julia Child y la paella valenciana que llamó «paella a la americana»

Julia Child nunca temió experimentar en la cocina. Su versión de la paella valenciana es un testimonio de su creatividad y su deseo de hacer la cocina internacional accesible al paladar americano. En su interpretación, Child fusiona ingredientes tradicionales españoles con toques y técnicas que resuenan más con los estadounidenses, creando un plato que, aunque se desvía de la receta original, mantiene su esencia y sabor.

Un Viaje por la Historia de la Paella

Para entender la audacia de la propuesta de Julia Child, es esencial sumergirse en la historia de la paella. Originaria de Valencia, España, este plato emblemático comenzó como comida de campesinos, cocinada sobre fuego de leña y compuesta por los ingredientes que tenían a mano: arroz, verduras de la temporada, y carne de conejo o pollo. Con el tiempo, la paella se enriqueció con la adición de mariscos, convirtiéndose en un símbolo de la gastronomía española y un favorito a nivel mundial.

«Paella a la Americana»: Una Creación de Julia Child

La versión de Julia Child, bautizada como «paella a la americana», refleja su filosofía de que la cocina debe ser accesible y disfrutable. En lugar de adherirse estrictamente a la lista de ingredientes tradicionales, Child invita a los cocineros a usar lo que tienen a mano, haciendo el plato más adaptable y menos intimidante para aquellos no familiarizados con la cocina española.

Receta: Paella Valenciana al Estilo Julia Child

Ahora, ¿Cómo podemos recrear este puente culinario en nuestras cocinas? A continuación, te presento una receta inspirada en la visión de Julia Child para que puedas disfrutar de una deliciosa paella valenciana con un toque americano.

Ingredientes:

  • 2 tazas de arroz de grano corto
  • 4 tazas de caldo de pollo
  • 1 pechuga de pollo, cortada en trozos
  • 1 chorizo español, en rodajas
  • 1 taza de camarones, pelados y desvenados
  • 1 lata de tomates, picados
  • 1 pimiento rojo, cortado en tiras
  • 1 pimiento verde, cortado en tiras
  • 1 cebolla, picada
  • 2 dientes de ajo, picados
  • Azafrán, al gusto
  • Sal y pimienta, al gusto
  • Aceite de oliva
  • Guisantes (opcional)
  • Limón para decorar

Preparación:

  1. En una paellera o sartén grande, calienta el aceite de oliva y sofríe la cebolla y el ajo hasta que estén transparentes.
  2. Añade el pollo y el chorizo, cocinando hasta que el pollo esté dorado.
  3. Incorpora los pimientos y cocina por unos minutos.
  4. Agrega el arroz, revolviendo bien para que se impregne de los sabores.
  5. Vierte el caldo de pollo y distribuye el azafrán, los tomates, sal y pimienta.
  6. Cocina a fuego medio-bajo, sin revolver, hasta que el arroz absorba el líquido y esté casi cocido.
  7. Añade los camarones (y los guisantes, si deseas) sobre la superficie, cocinando hasta que estén rosados.
  8. Retira del fuego, cubre con un paño y deja reposar durante 10 minutos antes de servir.
  9. Sirve con gajos de limón para un toque de frescura.

La paella a la americana de Julia Child es más que un plato; es una celebración de la fusión cultural y la creatividad en la cocina. A través de esta receta, podemos apreciar cómo la gastronomía puede ser un puente entre culturas, invitándonos a explorar nuevos sabores mientras honramos las tradiciones.

Convivir con la Paella: Un Relato de Tradición y Creatividad

«Vivir con la Paella» no es simplemente un relato sobre un plato español tradicional; es una narrativa sobre la pasión, la tradición, y la comunidad que se construye alrededor de la cocina. Refleja cómo la paella, más allá de sus ingredientes, es un lienzo para la expresión culinaria, un punto de encuentro para compartir historias y crear memorias. Este artículo, publicado en ABC el 7 de septiembre de 1996, es un testimonio de cómo la comida puede trascender las fronteras y unir a las personas, independientemente de su origen.»

Julia Child preparando una versión americana de la paella en su programa «El Chef Francés». Ella destaca las dificultades y las adaptaciones necesarias para crear este plato tradicional español con ingredientes disponibles en los supermercados estadounidenses.

Julia menciona la facilidad de encontrar ingredientes básicos como arroz, salchichas, camarones, pollo, tomates, pimientos, ajo, azafrán y pimentón en los supermercados locales. A lo largo del episodio, destaca que, aunque no se encontraron ciertos ingredientes tradicionales, como el conejo, se pueden hacer sustituciones, como usar diferentes tipos de carne y verduras disponibles en Estados Unidos.

Ella subraya la versatilidad de la paella, señalando que, más allá del arroz, el plato puede contener una amplia variedad de ingredientes según la preferencia personal o la disponibilidad. Julia también menciona el uso de arroz convertido (parboilizado) como un sustituto aceptable para el arroz tradicional español, lo que sugiere una adaptación práctica para el contexto americano.

Este enfoque pragmático y flexible de Julia hacia la cocina refleja su filosofía general de hacer accesibles y disfrutables la cocina y las recetas extranjeras para el público estadounidense. La transcripción revela su habilidad para adaptar recetas tradicionales a los ingredientes y recursos disponibles localmente, promoviendo la idea de que cualquier persona puede preparar platos internacionales en casa sin necesidad de ingredientes especializados o difíciles de encontrar.

La amiga de Julia Child, que pasó varios años en Valencia, le comenta que lo único que realmente se acuerda en cuanto a los ingredientes de una paella valenciana es que contiene arroz, verduras, y condimentos, pero específicamente pollo y conejo. Esta amiga subraya que mezclar pescado en la paella, algo que podría considerarse normal en otras variantes de paella, sería visto con horror en Valencia, hasta el punto de no considerarse paella en absoluto.

Esta perspectiva subraya la importancia del respeto a las tradiciones culinarias regionales y cómo un plato puede variar significativamente de una región a otra. En Valencia, la paella se considera un plato que debe mantenerse dentro de ciertos límites de ingredientes para considerarse auténtico, destacando el pollo y el conejo como componentes esenciales y dejando fuera el pescado, lo que contrasta con otras variantes de paella que pueden incluir mariscos o una combinación de carnes y mariscos.


Vivir con la Paella

Relato de Thomas F. Glick,

«La revista culinaria norteamericana «Saveur», en su edición de julio/agosto, se sumerge en el concepto de la paella no solo como un plato, sino como una forma de vida, especialmente para aquellos en Valencia o aquellos, como yo, que han tenido el placer de vivir y trabajar cerca de esta rica cultura culinaria. A través de la voz del periodista Bruce Schoenfeld, nos llevan en un viaje que explora la esencia de la paella y su significado más allá de sus ingredientes.

Entre los valencianos entrevistados por Schoenfeld, destaca Vicente Giner Boira, un abogado del Tribunal de las Aguas, quien desafía la noción ofrecida por otro entrevistado, Juan Alapont Polo, sobre el agua valenciana y su contribución al sabor único de la paella. Giner sostiene que «El agua es sólo agua,» argumentando que la verdadera magia reside en las manos del cocinero, una idea que resonó conmigo debido a una anécdota personal que comparto en el artículo.

Remontándome a mis días como investigador en Valencia durante 1964-65, alquilé un chalet perteneciente a Giner en Godella. Tuve el honor de asistir al I Concurso de la Paella en Sueca, un evento que marcó profundamente mi comprensión y apreciación por este plato. La experiencia me enseñó que el arte de la paella radica en manejar correctamente el fuego, algo que aprendí en el acto, observando a los cocineros lidiar con el desafío de equilibrar la cocción del arroz con la formación del caldo.

Esta lección fue puesta a prueba cuando, intentando replicar la paella en casa, me enfrenté al reto de ajustar la receta a ingredientes disponibles en Estados Unidos, una tarea que implicaba sustituir el arroz de grano corto valenciano por versiones de grano largo más comunes en América. Años más tarde, este conocimiento sería crucial cuando la renombrada chef Julia Child solicitó a mi esposa Betty una receta de paella para su programa de televisión, destacando dos puntos críticos: la imposibilidad de recomendar paella de conejo debido a sensibilidades culturales estadounidenses, y el desafío de encontrar el arroz adecuado.

La conversación con Paula Wolfert, una conocida gastrónoma especialista en cocina mediterránea, subraya aún más la universalidad y adaptabilidad de la paella. Su intento de preparar una paella negra para una junta de gastrónomos ilustra el constante aprendizaje y adaptación necesarios para dominar este plato, destacando la importancia de la experimentación y el conocimiento compartido.

La paella no es solo un plato, sino una expresión viva de la cultura y las tradiciones. A través de las experiencias de aquellos que han buscado dominar su arte, como lo demuestra el relato de Thomas F. Glick, nos adentramos en un viaje que explora no solo la técnica culinaria sino también el encuentro entre culturas y la evolución de las tradiciones. Este artículo nos lleva por las vicisitudes de preparar una auténtica paella valenciana, enfrentándonos a desafíos modernos y compromisos culturales.

Vivir con la Paella

En una edición reciente de la revista culinaria norteamericana «Saveur», dedicada al concepto de la paella como una forma de vida, se abordan distintas perspectivas sobre este icónico plato valenciano. La paella no es solo un plato, sino una expresión de la cultura y la tradición valenciana, algo que tanto locales como forasteros que han vivido cerca de Valencia pueden atestiguar.

El periodista Bruce Schoenfeld, en su exploración de este tema, conversó con varias personalidades valencianas, incluido el prestigioso abogado Vicente Giner Boira. Giner argumentó contra la idea de que el agua caliza de Valencia sea el secreto detrás del sabor especial de la paella, señalando que lo esencial son las manos del cocinero, más que los ingredientes en sí.

Esta reflexión sobre la importancia del cocinero en la preparación de la paella resuena con las experiencias personales del autor Thomas F. Glick, quien recuerda sus días en Valencia y el arte de manejar el fuego para cocinar la paella perfecta. La historia comparte momentos de aprendizaje y anécdotas, incluido un concurso de paella en Sueca y el desafío de adaptar recetas a ingredientes disponibles en Estados Unidos.

El artículo también menciona una petición inusual de Julia Child, la famosa chef americana, quien buscaba una receta de paella sin conejo, adaptándose a las sensibilidades de su audiencia estadounidense. Este detalle resalta la diversidad de enfoques hacia la paella y cómo se adapta y transforma en diferentes contextos.

En conclusión, «Vivir con la Paella» no solo celebra un plato, sino también las historias, las personas y los momentos que se tejen alrededor de su preparación. La paella, en este sentido, se convierte en un símbolo de la comunidad, la tradición y la creatividad culinaria, que trasciende fronteras y une a las personas a través del sabor y la memoria compartida.

Entre el Fuego y el Arroz: La Esencia de la Paella

La paella, con sus raíces firmemente plantadas en la tierra valenciana, representa más que un simple plato: es una experiencia, un modo de vida que captura la esencia de su lugar de origen. A lo largo de los años, personajes como Vicente Giner Boira y Julia Child han contribuido a su narrativa, cada uno aportando su perspectiva y adaptaciones al plato, enfatizando que, más allá de los ingredientes, lo que realmente importa son las manos que lo preparan y el conocimiento que transmiten.

La Lección del Fuego

Glick comparte anécdotas de su intento por replicar la auténtica paella valenciana, subrayando la importancia del fuego en el proceso de cocción. El desafío no radica solo en los ingredientes o en seguir la receta al pie de la letra, sino en manejar el fuego de manera que armonice con el tiempo y la transformación del arroz. Esta lección, aprendida junto a expertos y amigos, revela que la verdadera maestría en la cocina de la paella se encuentra en la capacidad para orquestar estos elementos con destreza.

Un Puente entre Tradición y Modernidad

La historia destaca cómo Julia Child, enfrentándose a las limitaciones culturales y culinarias de su tiempo, adaptó la paella para su audiencia estadounidense, evitando ingredientes como el conejo y ajustando la receta a los ingredientes disponibles. Esta adaptación no solo demuestra respeto por las tradiciones sino también una apertura hacia la innovación y la inclusividad, permitiendo que más personas puedan experimentar y disfrutar de este plato emblemático.

Valencia Gastronómica

Jose Cuñat SEO.Fotos gastronomía,cocina, recetas, sitiología, restaurantes, chefs. Foodie, gourmetin, mealsurfing, gourman . influencer cunatjose@gmail.com

vlcseo has 5554 posts and counting.See all posts by vlcseo