La cerveza más antigua del mundo ha sido descubierta en Israel

nationalgeographic.com.es La producción de cerveza pudo preceder en algunos lugares del mundo a la del pan, según se desprende de un nuevo estudio publicado recientemente en la revista científica Journal of Archaeological Science. Científicos de la universidad Stanford han deducido que los restos botánicos encontrados en tres morteros de piedra hallados en una cueva de Israel eran utilizados por los antiguos natufienses para elaborar una bebida fermentada hace unos 13.000 años. Una técnica innovadora para la época que según los investigadores, precedía en varios millones de años a la aparición de los primeros casos de domesticación de cultivos de cereales en Oriente Próximo.

La elaboración de cerveza precedía en varios miles de años a la aparición de los primeros casos de domesticación de cultivos de cereales documentados en Oriente Próximo

Según señala el estudio, las bebidas alcohólicas fermentadas han jugado un papel importante en los actos sociales de las sociedades agrícolay urbanas en todo el mundo, pero los orígenes de las técnicas que las hicieron posible por primera vez seguía siendo un misterio hasta la fecha. Se había especulado largamente sobre la posibilidad de que la primera cerveza de la historia hubiera espoleado la aparición de los cultivos de cereales, una hipótesis sobre la que, sin embargo, se tenía hasta ahora muy pocas evidencias científicas.

Los investigadores decidieron analizar los restos botánicos hallados en el interior de unos morteros de piedra de unos 13.000 años de antigüedad encontrados en unas tumbas de la cueva Raqefet, situada en el monte Carmelo, en lo que hoy es el norte de Israel.

Los científicos concluyeron que los natufienses, una cultura de cazadores-recolectores que poblaba la región del Levante Mediterráneo durante el Mesolítico, usaban estos recipientes para machacar y cocinar la mezcla de plantas comestibles, incluyendo la elaboración de una cerveza a partir de una base de trigo y cebada que usaban en la celebración de rituales en los que veneraban a los muertos.

Un hallazgo fortuito en Israel

“Nuestro propósito no era el de buscar restos de alcohol en los morteros de piedra –sostiene Li Liu, directora del estudio, en un comunicado de la Universidad Stanford-. Solo nos proponíamos investigar qué vegetales comían los habitantes de esta región.”

Según Jiajing Wang, estudiante de doctorado del Departamento de Culturas y Lenguas de Extremo Oriente, coautora del estudio, aquellas primeras cervezas distan mucho de lo que conocemos actualmente. Eran básicamente una mezcla de ingredientes, sería algo parecido a lo que hoy conocemos como una papilla o unas gachas.

Los ingredientes de la cerveza milenaria

En un exhaustivo análisis de laboratorio el equipo de Liu identificó hasta seis ingredientes botánicos distintos entre los que figura el trigo, la cebaba, la avena y el lino, y planteó las tres posibles etapas que componían el proceso de fabricación de aquella cerveza milenaria: primero germinaban la cebada en agua y la secaban y almacenaban, después trituraban la malta, la mezclaban con agua y la calentaban, para añadir posteriormente las levaduras. Finalmente cubrían el contenedor con una tapa, esperando uno o más días hasta completar la fermentación. Para comprobar su hipótesis, los investigadores realizaron una serie de experimentos en los que recrearon paso a paso todo el proceso, estudiando y comparando las diferencias en la fermentación de cada prueba.

Según Liu, el descubrimiento demostraría que la aparición del alcohol no fue necesariamente consecuencia de un exceso de producción agrícola, como se pensaba hasta la fecha, sino que fue ideado para celebrar rituales y satisfacer las necesidades espirituales en una época anterior a la aparición de la agricultura.

Si quieres contactar con Valencia gastronómica puedes escribirnos a valenciagastronomica.com @ gmail.com

Deja un comentario

Leer entrada anterior
Identifican los enemigos de los insectos que transmiten patógenos al olivar

A partir de una técnica molecular aplicada al contenido gástrico de artrópodos, un equipo de investigación de la facultad de

Cerrar