El truco de salar la berenjena antes de cocinarla: ¿cuál es la verdadera razón?

Introducción: Muchas veces hemos escuchado o leído que es recomendable espolvorear con sal la berenjena antes de cocinarla, pero pocos conocen la razón detrás de este truco. En este artículo, exploraremos por qué salar la berenjena antes de cocinarla es una buena idea y cuál es el beneficio real que se obtiene.

La berenjena es una hortaliza versátil y deliciosa que se utiliza en una variedad de platos. Sin embargo, debido a su contenido de agua y textura esponjosa, puede volverse correosa y grasienta si no se cocina adecuadamente. Es aquí donde entra en juego el truco de salar la berenjena antes de cocinarla.

La creencia popular de que la berenjena es amarga y que salarla ayuda a eliminar ese amargor es en realidad un mito. La mayoría de las berenjenas modernas no son amargas en su sabor, a menos que estén en mal estado o se cocinen de forma incorrecta. Entonces, ¿cuál es la verdadera razón para salar la berenjena?

El objetivo principal de espolvorear sal sobre la berenjena es extraer el exceso de agua que contiene. La berenjena es una hortaliza con alto contenido de agua, y si se cocina sin este paso, puede retener demasiada humedad, lo que afecta su textura y sabor.

Cuando se salan las rodajas, tiras o dados de berenjena, la sal actúa a través de un proceso llamado ósmosis. La sal absorbe la humedad de la berenjena, reduciendo su contenido de agua y haciendo que sea más crujiente, firme y ligera al cocinarla. Además, al eliminar el exceso de agua, se evita que la berenjena se vuelva correosa y grasienta durante la cocción.

El proceso de salar la berenjena es bastante sencillo. Después de cortar la berenjena en la forma deseada, se espolvorea sal sobre las rodajas, tiras o dados, asegurándose de que esté bien distribuida. Luego, se deja reposar durante aproximadamente media hora. Durante este tiempo, la sal extrae la humedad de la berenjena. Después del reposo, se recomienda presionar con cuidado las rodajas de berenjena sobre un paño limpio o papel de cocina para eliminar el exceso de agua y aire.

Es importante tener en cuenta que este paso de salar la berenjena no tiene como objetivo alterar su sabor ni eliminar un supuesto amargor. La berenjena moderna es suave en sabor y la sal no cambiará significativamente su perfil de sabor. Sin embargo, salarla ayudará a mejorar su textura y evitar que se vuelva grasienta al cocinarla.

En conclusión, salar la berenjena antes de cocinarla es una práctica recomendada para extraer el exceso de agua y lograr una berenjena más crujiente, firme y ligera. Aunque no elimina un amargor inexistente, este truco es efectivo para

mejorar la calidad de la berenjena cocida. Asegúrate de utilizar sal gruesa para obtener mejores resultados. Recuerda que este paso no es necesario si vas a asar la berenjena al horno o si planeas cocinarla brevemente antes de rellenarla.

Palabras clave: berenjena, sal, cocinar, truco, textura, agua, ósmosis.

Valencia Gastronómica

Jose Cuñat SEO.Fotos gastronomía,cocina, recetas, sitiología, restaurantes, chefs. Foodie, gourmetin, mealsurfing, gourman . influencer cunatjose@gmail.com

vlcseo has 5490 posts and counting.See all posts by vlcseo