Aecosan informó que las marcas retiradas del mercado son Bodega Alto de Aitana, Sierra Gorda, Aire de Mariola, Serranía de Ameta, El Galán, Jamones Croval, Don Enrique y Oro la Ermita. El problema surgió, precisamente, a raíz de esta última marca. Comapa, el proveedor de jamones de Carrefour, vende en este cadena una enseña que se denomina Oro de la Ermita, lo que provocó que la asociación de consumidores Facua exigiera su retirada, algo que Carrefour procedió a hacer ayer al mediodía.

Fuentes oficiales de Comapa explicaron, sin embargo, a elEconomista, que “se trata de una enseña distinta, que nada tiene que ver con nuestro producto, por lo que nos hemos personado como acusación en la causa abierta en los juzgados de Valencia”. Se trataría así, en principio, de una falsificación de la marac. En Carrefour insisten, sin embargo, en que han tomado la decisión como una medida de precuación.

Aecosan ha recomendado a los consumidores que pudieran tener productos cárnicos curados de las marcas mencionadas en sus hogares, que se abstengan de consumirlos. La operación policial se sigue desarrollando, ya que la empresa investigada, con una nave en Alcira tiene vinculación con otros almacenes de la Comunidad Valenciana y de otras comunidades autónomas (Castilla y León, Cataluña, Madrid y Andalucía).