AVA-ASAJA estima que la producción valenciana de caqui descenderá un 35% por el pedrisco y heladas

La escasez de oferta ya está provocando un aumento de los precios a niveles previos al veto ruso y AVA-ASAJA recomienda prudencia a la hora de vender

Valencia,  La producción de caqui en la Comunitat Valenciana experimentará un desplome del 35% respecto a la campaña pasada, según las primeras estimaciones de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA). El aforo previsto a falta de poco más de un mes para el inicio de la recogida de los primeros frutos se sitúa en torno a 240.000 toneladas, la mayoría de las cuales corresponden a la variedad Rojo Brillante que está obteniendo una excelente acogida en los mercados nacionales e internacionales.

Esta importante caída de cosecha no cuenta con precedentes similares desde que empezara a principios de siglo XXI la expansión del cultivo, muchas veces como alternativa a cítricos, hortalizas y frutales de hueso que venían padeciendo una prolongada crisis de rentabilidad. La superficie valenciana dedicada al caqui ha ido creciendo de manera imparable, de tal manera que en solo diez años se ha multiplicado por cinco al pasar de 3.298 hectáreas en 2007 a 15.977 hectáreas en 2017, de acuerdo a las estadísticas oficiales del Ministerio de Agricultura (Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivos – ESYRCE).

El descenso productivo de esta temporada se produce, por tanto, a pesar de la entrada al circuito comercial de nuevas plantaciones, que, teniendo en cuenta el incremento de la producción asegurada (333.208 toneladas en 13.732 hectáreas), están cifradas por AVA-ASAJA en un aumento del 8% en comparación al aforo de la temporada 2017.

La principal causa de la bajada de cosecha se encuentra en los devastadores efectos tanto de las heladas registradas en febrero y marzo como, sobre todo, del temporal de pedrisco y viento que azotó la comarca de La Ribera el pasado 1 de julio. Además, la organización agraria constata en numerosas explotaciones una mayor ‘escombrà’ o caída de frutos durante la actual fase de cuajado.

En estos momentos las operaciones de compraventa cerradas en el campo valenciano ya muestran una tendencia al alza de los precios en origen, moviéndose en una amplia gama entre 0,35 y 0,45 €/kg, lo que supone la vuelta a cotizaciones previas al establecimiento del veto ruso en 2014. AVA-ASAJA recomienda a los agricultores que sean prudentes y actúen con calma a la hora de vender su cosecha ya que la subida de los precios debe alcanzar a compensar las mermas de volumen de producción comercializada.

Si deseas que pruebe alguno de tus productos y hable de él no dudes en ponerte en contacto conmigo y te mandaré dirección y teléfono

Jose Cuñat

Jose Cuñat SEO.Fotos gastronomía,cocina, recetas, sitiología, restaurantes, chefs. Foodie, gourmetin, mealsurfing, gourman . influencer cunatjose@gmail.com

vlcseo has 2503 posts and counting.See all posts by vlcseo

Deja un comentario

Leer entrada anterior
El interior de la Comunitat Valenciana, al 70% en el mes de agosto

Los datos de ocupación y precio medio de los alojamientos de interior de la Comunitat Valenciana continúan creciendo año tras

Cerrar