Dioses de los alimentos

 

Chicomecóatl

A

  • Abelio

En la mitología europea, Abelio, Abellio, Abello o Abelion es el nombre que recibe el dios señor de los manzanos de los antiguos habitantes de la Galia, Iliria y Aquilea y en general en el sudoeste de Francia, que se ha identificado por algunos con la deidad grecorromana de Apolo.

Su nombre sugiere que era una deidad solar, señor de los veranos asociado a la productividad de los manzanos o de las huertas y que en otros lugares sería conocido como Afallach.

Este dios aparece mencionado como Abelio en varias inscripciones descubiertas en Cominges en el antiguo territorio francés de Gascuña y como Abellio así como Abello en la región francesa del Alto Garona.

  • Ah Mucen Cab

Ah Mucen Caab o Ah Muken Kaab, es la deidad maya en la cual se amparan los recolectores de miel para obtener buenas cosechas (Ah Mucen Cab: el que guarda la miel en idioma maya).​ Es posible que al referirse a esta deidad, quienes la citan estén refiriéndose también a Mulzencab identificado por Ralph L. Roys como el dios descendente.

La miel era una parte importante de la dieta de las culturas mesoamericanas, y un importante bien comercial.​ La palabra maya para miel era la misma que para mundo, por lo que Ah Mucen Cab estuvo de alguna manera vinculada con la creación del mundo.

  • Ahia Njoku

Ahia Njoku, también conocido como Aha Njoku, es una diosa de la mitología igbo, venerada por el pueblo Igbo de Nigeria. Ella es la responsable de ñame, que es un ingrediente importante en la dieta igbo, y de las mujeres que se ocupan de ellos.

  • Aristeo

Dios menor de la mitología griega, Aristeo (“el mejor” o “el guardián de las abejas”) era hijo de Apolo y la cazadora Cirene, quien despreciaba el hilado y otras artes femeninas, prefiriendo pasar su tiempo cazando.

Según Píndaro, Apolo lo animó a ir a Libia y fundar en ella la gran ciudad de Cirene, en la fértil llanura costera. Cuando Aristeo nació, Hermes se hizo cargo de él para hacerle tomar la ambrosía y ser hecho inmortal por Gea. Las Ninfas de mirto le enseñaron artes útiles y misterios: cómo cuajar la leche para obtener queso, cómo domesticar las abejas de la diosa y mantenerlas en las colmenas, y cómo domesticar los olivos salvajes y hacer que den aceitunas. Así se convirtió en el dios patrón del ganado, de los árboles frutales, de la caza, la agricultura y la apicultura. También fue un héroe cultural e instruyó a la humanidad sobre tareas cotidianas y sobre el empleo de redes y trampas en la caza.

  • Ashnan

Ashnan, la sirvienta amable, era en la mitología sumeria, una diosa de los granos, hija de Enlil y hermana de Lahar, creadas por los Anunaki para facilitar alimentos a la humanidad.

Inicialmente vivió en Duku (Dulkug), donde Enlil, por orden de Enki, crea campos y granjas para ella. En esta zona había suficiente espacio para que Lahar, diosa de la ganadería, criara ganado y para que Ashnan cultivara. Pero un día se emborracharon y se pelearon, recayendo en Enki y Enlil la resolución del conflicto.

A veces también aparece en pareja con Šakkan.

C

  • Chicomecóatl

Chicomecóatl (en náhuatl: chicomecoatl, ‘siete serpiente’‘chicome, siete; coatl serpiente’)? era la diosa mexica de la subsistencia, en especial del maíz, principal patrona de la vegetación y, por extensión, diosa también de la fertilidad. Chicomecóatl era la parte femenina de Centéotl. Se la podía llamar también Xilonen (‘la peluda’), refiriéndose a las barbas del maíz en vaina, se la consideraba «joven madre del jilote [maíz tierno]», así era protectora de una de las fases del ciclo del maíz. Xilonen también podía ser llamada Centeocíhatl y se encontraba casada con Tezcatlipoca. Otra forma asociada a Chicomecoatl es Ilamatecuhtli (‘anciana dignataria’, ‘ama anciana’) la mazorca madura, cubierta por hojas arrugadas y amarillentas.

El culto a Chicomecóatl, sobre todo durante el periodo cultural medio, su culto se centraba en el mes huei tozoztli (‘del ayuno prolongado’) que se sitúa en septiembre. Entonces los altares de las casas eran adornados con plantas de maíz y en los templos se bendecían sus semillas, mientras le era ofrecida en sacrificio una joven decapitada que representaba a la diosa, cuya sangre se vertía sobre una estatua de Chicomecóatl, mientras que con su piel, una vez desollada, se vestía un sacerdote. 2​ Por otra parte Xilonen también recibía sacrificios humanos el 24 de junio para conseguir una cosecha abundante.

  • Cintéotl

Cintéotl o Centéotl (del náhuatl centli, “mazorca del maíz seco” y teotl, “dios o diosa”)1​ en la mitología mexica es el dios del maíz y el patrón de la ebriedad y la bebida en los rituales, es considerado en ocasiones como un dios dual, con identidad masculina y femenina. Su identidad masculina lleva los nombres de Cintéotl y Centeotltecuhtli (tecuhtli, “señor”) y su identidad femenina “Chicomecóatl” y Centeotlcíhuatl (cíhuatl, “mujer”). Según algunas fuentes es hijo de Xochiquétzal (diosa joven asociada a la belleza, la sexualidad y el placer, patrona de los partos, los bordadores, los tejedores, los trabajadores de plumas, los joyeros, los escultores, los artistas y artesanos) y Piltzintecuhtli (dios de los temporales).

Otros autores afirman que Xochiquétzal era esposa de Centéotl[cita requerida]. Tras su nacimiento se escondió bajo la tierra convirtiendo su cuerpo en varios sustentos, entre ellos el maíz. Se celebra junto a Chicomecóatl, diosa de la agricultura y las cosechas en el mes Huey tozoztli del calendario azteca.2​ Le estaban supeditados los dioses Cinteteo.

D

  • Dewi Shri

Dewi Shri o Dewi Sri, es la diosa del arroz en la isla de Bali y de Java según la mitología indonesia.

Según la mitología, tiene la energía del Inframundo y de la luna y tiene la energía de Gaia y de Terra. Controla los alimentos de la tierra y de la muerte y es considerada la madre de la vida al estar relacionada con el arroz(el alimento primario de Indonesia).

Dewi Shri corresponde a las diosas hindúes Deví y Sri.

E

  • Ek Chuah

Ek Chuah es una deidad de la cultura maya. Es el dios del cacao, de la guerra y benefactor de los mercaderes. Es representado con el labio inferior colgando, portando una lanza cuando representaba la guerra, y con un atado de mercadería cuando representaba a los mercaderes.1​

Ek Chuah es la sexta deidad más comúnmente representada en los códices. Tiene un labio inferior grueso y colgante y aparece generalmente pintado de negro, el color de la guerra. El jeroglífico de su nombre es un ojo con un aro negro. Este dios parece haber tenido un carácter doble y un tanto contradictorio; como dios de la guerra era malévolo, pero como dios de los mercaderes ambulantes era propicio. En el carácter primeramente indicado aparece con una lanza en la mano, a veces combatiendo y aun vencido por otro dios de la guerra. Se le ve con Ixchel, armado de jabalinas y de lanza, tomando parte en la destrucción del mundo por el agua. Como un dios favorable aparece con un fardo de mercancías sobre la espalda, semejante a un mercader ambulante, y en algún lugar se le muestra con la cabeza de Xamán Ek, dios de la estrella polar, “guía de las mercaderes”. Ek Chuah era también el patrono del cacao, y los que poseían plantaciones de este fruto celebraban una ceremonia en su honor en el mes de Muán. En uno de sus aspectos parece haber sido hostil al hombre, y en el otro su amigo, una deidad de dos caras, parecida al dios Jano de la antigua Roma

H

  • Hestia

En la mitología griega, Hestia (en griego antiguo Ἑστία Hestía) es la diosa de la cocina, la arquitectura, el hogar, o, más apropiadamente, del fuego que da calor y vida a los hogares. Es una diosa pacífica. Su culto se asemejaba a la escita Tabiti, y su equivalente romana sería la diosa Vesta, aunque el culto romano a ésta difería bastante de los griegos.

Era la hija primogénita de los titanes Crono y Rea, y la primera en ser devorada por su padre al nacer; por lo que fue la última expulsada del cuerpo de su padre cuando Zeus le entregó el vomitivo. Tras la guerra contra los Titanes, Hestia fue cortejada por Poseidón y por Apolo, pero juró sobre la cabeza de Zeus que permanecería siempre virgen, evitando así la primera disputa entre dioses olímpicos. El rey de los dioses le correspondió cediéndole la primera víctima de todos los sacrificios públicos y los lugares preeminentes de todas las casas.

Hestia era la primera a quien se le hacían las ofrendas en los banquetes, incluso antes que a Zeus. Se le solían sacrificar terneras de menos de un año, aludiendo a su virginidad.

L

  • Lahar (mitología)

En la mitología sumeria, Lahar, es una diosa del ganado, que inicialmente vivió en Duku. Enki y Enlil, por urgencia de Enki, crean campos y granjas para él y la diosa de los granos Ashnan. En esta área había suficiente espacio para que Lahar criara ganado, y para que Ashnan cultivara. Pero un día se emborrachan y se pelean, recayendo en Enki y Enlil la resolución del conflicto. En una de las tablillas se relata como Lahar y Ashnan fueron creados y diseñados en la “cámara de creación” en el Montículo Sagrado. Más tarde los Anunnaki decidieron beneficiar a los humanos con el aprendizaje de la crianza de ganados y cultivos.

T

  • Toyouke Ōmikami

Toyouke Ōmikami (豊受大神?), conocida también en el Kojiki como Toyouke-bimekami (豊宇気毘売神?), en el Nihonshoki como Toyouke-bimekami (豊受媛神?), entre otras denominaciones; es una deidad de la religión Shintō que personifica a los alimentos, al comercio y a la industria.

Según el Kojiki, era hija de Wakumusubi, y a su vez nieta de Izanagi, creador del cielo y de la tierra (Wakamusubi nació de la orina de Izanagi, por ende no es nieta de Izanami, esposa de Izanagi).

Esta deidad es conocida por interceder y proteger los alimentos y cereales; antiguamente se le rendía tributo en la provincia de Tanba, pero a finales del siglo V se le trasladó al complejo de Gekū, dentro del Santuario de Ise, para que pudiera purificar los alimentos que son usados como ofrendas a Amaterasu Ōmikami, diosa del sol.1​

U

  • Uke Mochi

Uke-Mochi-No-Kami (保食神 en Japonés), también llamada Ogetsu-hime-no-kami, es la diosa Shinto japonesa creadora de la flora y la fauna, proveedora a través de la muerte de las sustancias vitales.

Su nombre significa: “el Genio de la Comida”. Tiene a su cargo la tutela de los alimentos. Muerta por Tsukuyomi dio nacimiento a las cosas útiles, comestibles. El caballo y la vaca salieron de su cabeza; sus cejas produjeron las lombrices; su frente dio el mijo; el arroz surgió de sus ojos, etc.

V

  • Vesta 

En la mitología romana, Vesta era la diosa del hogar, hija de Saturno y de Ops y hermana de Júpiter, Neptuno, Plutón, Juno y Ceres. Se corresponde con Hestia en la mitología griega, aunque en el culto romano asumió mayor relevancia. Es el símbolo de la fidelidad.

Tenía por sobrenombre, Aio Locucio. Representa el arte de mantener el fuego del hogar y del templo interno. Está relacionada con las Vestales que eran reclutadas a la edad de diez años para mantener encendida la llama del templo dedicado a la diosa, como «sacerdotisas del fuego eterno».

Si quieres contactar con Valencia gastronómica puedes escribirnos a valenciagastronomica.com @ gmail.com

Deja un comentario

Leer entrada anterior
La mujer fallecida tras comer en el restaurante Riff murió ahogada al aspirar sus vómitos

La investigación se centra ahora en determinar qué producto pudo provocar la hiperémesis o si la víctima sufría alguna patología

Cerrar