La Historia No Contada de los Monjes Comerciantes de Arganda que vendían vino a las tabernas

21 abril, 2024
3 mins read

La Cédula Real y el Desafío a la Clausura Monástica en Arganda (1764)

A lo largo de la historia, la regulación de la vida religiosa y monástica ha sido un aspecto crucial en la administración de los reinos europeos. La cuestión de la observancia de las órdenes religiosas alcanzó un punto crítico en la Villa de Arganda, España, en el año 1764. Este ensayo explora una serie de documentos históricos que revelan los desafíos y tensiones entre la corona española y los religiosos que incumplieron una cédula anterior, optando por vivir fuera de las comunidades religiosas, dedicándose al cultivo de viñas y al comercio del vino.

Contexto Histórico

En el siglo XVIII, la monarquía española, bajo el reinado de Carlos III, afrontaba la ardua tarea de consolidar la autoridad real y reformar las instituciones para modernizar el país. Parte de estas reformas incluía el control de las actividades económicas y la vida religiosa, que a menudo estaban entrelazadas.

El Problema de Arganda

La Villa de Arganda se convirtió en un caso emblemático de la tensión entre los intereses seculares y eclesiásticos. Los documentos revelan que varios religiosos se habían asentado en la localidad, donde administraban hospicios y grangerías, gestionaban sus viñas y vendían vino, actividades que iban en contra de las expectativas de su estatus y las disposiciones de clausura.

La Primera Cédula Real

Una cédula real anterior había establecido directrices claras para la vida de clausura y la gestión de bienes eclesiásticos, reforzando los decretos del Concilio de Trento. Los religiosos debían observar estrictamente las reglas de su orden y abstenerse de involucrarse en actividades comerciales que los alejaran de sus deberes espirituales.

Incumplimientos y Consecuencias

Sin embargo, se descubrió que en Arganda los religiosos no solo descuidaban la clausura, sino que su participación en el comercio del vino perjudicaba los derechos fiscales y mercantiles de la corona. La situación era tan grave que los oficiales de la corona y el clero se vieron obligados a intervenir.

La Cédula de 1764

Ante este incumplimiento, se emitió una nueva cédula real en 1764, documento central de nuestro análisis. Esta exigía el retiro de los religiosos a la vida de clausura y la cesación inmediata de sus actividades comerciales. Firmada por el Rey, y validada por los más altos oficiales del reino, incluyendo al Obispo de Cartagena y al Chanciller Mayor, la cédula era un mandato claro y directo.

Las Medidas Específicas

La cédula detallaba acciones específicas: los religiosos debían volver a sus conventos y monasterios, y aquellos que desobedecieran enfrentarían severas represalias. Las autoridades religiosas y seculares debían colaborar para asegurar la completa adherencia a estas directrices.

Impacto y Legado

Este incidente en Arganda refleja un momento clave en la historia de España donde la corona buscaba reafirmar su autoridad y controlar aspectos de la vida económica y religiosa. La cédula de 1764 fue un intento de restablecer el orden y la disciplina dentro de las instituciones religiosas, y de separar claramente las responsabilidades seculares de las espirituales.

Conclusión

La documentación hallada brinda una visión fascinante de cómo se lidiaba con los conflictos de intereses y la regulación de la conducta religiosa en la España del siglo XVIII. La Villa de Arganda y los religiosos rebeldes no son meras anécdotas históricas, sino ejemplos de cómo la corona española manejaba los desafíos a su autoridad y las infracciones a la ley. La Cédula Real de 1764 se erige así no solo como un documento legal, sino como una proclamación de la soberanía del estado sobre las prácticas religiosas y económicas


Los documentos no especifican la orden religiosa implicada en los asuntos de Arganda en 1764. Sin embargo, mencionan de forma general a «los Regulares», que en el contexto de la época podrían referirse a cualquier orden monástica o mendicante sujeta a una regla monástica, como los Benedictinos, Franciscanos, Dominicos, entre otros. Las órdenes religiosas a menudo tenían vínculos con propiedades agrícolas y, dependiendo de la región y las circunstancias específicas, podrían haber sido cualquiera de las órdenes conocidas en España durante ese período.

Valencia Gastronómica

Jose Cuñat SEO.Fotos gastronomía,cocina, recetas, sitiología, restaurantes, chefs. Foodie, gourmetin, mealsurfing, gourman . influencer cunatjose@gmail.com

Valencia Gastronomía 

GASTRONOMIA Valencia Gastronómica.

Gastronomía ,recetas valencianas y donde comer en Valencia Gastronomía y turismo en Valencia gastronómica – GASTRONOMIA Valencia Gastronómica.