Guía gastronómica de Valencia: restaurantes para degustar en Fallas

¡Bienvenidos a Valencia, la ciudad del sol y la paella! En esta guía gastronómica les llevaré a dar un paseo por algunas de las direcciones más interesantes para comer en esta hermosa ciudad bañada por el Mediterráneo.

Comenzamos en Llisa Negra, uno de los restaurantes del reconocido chef Quique Dacosta. En este precioso local podrán encontrar los mejores productos a la brasa y los arroces como protagonistas de la carta. Durante las Fallas, han diseñado un «Menú Especial Fallas» compuesto por entrantes como Vitello tonnato de pez espada, Ostra a la brasa sobre titaina o Berenjena de la huerta valenciana con lomo de atún melva a la parrilla. Además, el menú ofrece la posibilidad de elegir entre tres principales: Arroz seco de pulpo y figatell, Raya a la mantequilla negra o Solomillo de ternera acompañado de piquillos. El menú culmina con la famosa tarta de queso fundente, marca de la casa.

Otro referente gastronómico en Valencia es Ricard Camarena, al frente de diversos restaurantes en la ciudad. En Canalla Bistro, uno de sus restaurantes más eclécticos, podrán encontrar una propuesta gastronómica informal y muy apetecible, traducida en bocados como Causa limeña vegetal, Alcachofas con mojo, Gyozas de cerdo con verduras con hoisin de pimiento o su ya mítico Sándwich de pastrami. Postres supergolosos y una buena carta de cócteles completan la oferta.

Casa Montaña es un lugar imprescindible en el barrio valenciano del Cabanyal para los amantes del «vermuteo», los buenos vinos y el buen producto de temporada y de proximidad. En esta taberna histórica, fundada en 1836, podrán encontrar una carta llena de propuestas que armonizan de maravilla con su surtidísima bodega.

Casa Carmela es uno de los sitios más míticos de Valencia para comer arroces. Este restaurante se encuentra en la playa de Valencia y ofrece una cocina centenaria, el sabor ahumado de las paellas a leña de mi bisabuela y lo mejor del mar y de la huerta valencianos con un trato familiar.

En Llit del Túria, ubicado a los pies del Palau de la Música, se dan la mano la gastronomía, la música y el ocio. Tienen menú del día y los fines de semana, con propuestas de carácter mediterráneo como sepionet con mayonesa de lima, coca de sardina ahumada con guacamole y piparras o pata de pulpo con parmentier de bonitato.

En Ostra Bar podrán degustar distintos tipos de ostras, también cultivados en la propia ‘terreta’, así como una selección de tapas, cocas, molletes y aperitivos. Este local está ubicado en la zona de Cánovas.

Si desean probar platos de distintos rincones del mundo, les recomiendo Paraíso Travel. Se trata del local que dirige Junior Franco, cocinero de origen colombiano afincado en Madrid desde hace varios años. En Paraíso Travel, podrán encontrar una amplia variedad de platos internacionales con un toque personal del chef.

Entre los platos más populares del menú se encuentran los tacos al pastor, una receta tradicional de México que Junior ha adaptado a su estilo. También recomiendo probar los ceviches, que están preparados con pescado fresco y mariscos de la mejor calidad. Y para los amantes de la carne, la parrillada argentina es una opción deliciosa.

Pero lo que realmente destaca de Paraíso Travel es la experiencia completa que ofrece. El local está decorado con objetos traídos de distintos lugares del mundo, creando una atmósfera acogedora y multicultural. Además, el personal es muy amable y siempre está dispuesto a recomendar platos o ayudar en lo que necesites.

Si estás buscando un lugar para disfrutar de una comida diferente y viajar a través de los sabores, Paraíso Travel es definitivamente una excelente opción.

Lienzo, un restaurante que ha conseguido una estrella Michelin y un Sol Repsol. La chef María José Martínez es la responsable de una propuesta gastronómica basada en la sostenibilidad, la ecología y el producto de cercanía, y utiliza la miel como uno de sus sellos distintivos. En Lienzo, se pueden degustar diferentes menús, como el Trazos (55 euros), el Pinceladas (85 euros) o el Lienzo (105 euros).

Si eres amante de los arroces, Mimar es una parada obligatoria en tu visita a Valencia. Este restaurante, situado en la playa de la Patacona, ofrece arroces y rossejats con caldos y fumets elaborados con paciencia y cuidado, así como pescados y mariscos de lonja y verduras de la huerta valenciana cocinados a la brasa. Raúl Aleixandre, Premio Nacional de Gastronomía, es el encargado de una cocina basada en el fuego y el respeto al producto.

En La Salita, uno de los restaurantes más personales de la chef Begoña Rodrigo, se expresa toda su creatividad y su modo de entender la cocina. Este establecimiento es uno de esos restaurantes de obligada visita en Valencia, y se encuentra en un precioso palacete del barrio de Ruzafa, con una terraza que es un auténtico oasis en la ciudad del Turia. Aquí encontrarás la especial devoción de la chef por el mundo vegetal, los salazones y encurtidos, la anguila…

El Mirador del Hotel , situado en la última planta del hotel, ofrece una cocina que mezcla tradición, vanguardia, diversidad y productos de Km 0. En su carta se pueden encontrar paellas «de autor», tapas, hamburguesas, tacos, varios platos a la brasa, salmón, huevos rotos, ceviches… Además, han creado un menú especial para las Fallas, que incluye un entrante, un plato principal, un postre, agua y pan por 24 euros.

En Vertical, se pueden disfrutar de algunas de las mejores vistas de la ciudad de Valencia mientras se degusta una cocina creativa y actual con influencias de diferentes lugares. Jorge de Andrés Salvador es el responsable de esta cocina, que tiene como punto de mira la gastronomía valenciana. Vertical ofrece varios menús con distintos precios, incluyendo uno por 89€ que consta de aperitivos, entrantes, platos principales y postres.

El Grupo Gastro Trinquet ha creado un lugar muy especial en Pelayo Gastro Trinquet, situado en la antesala del recinto para jugar a pilota -el deporte referente de los valencianos-. En este establecimiento se basan en la gastronomía de la tierra, los productos de proximidad y el toque de las brasas.

Bodega Anyora y La Sastrería son dos de los lugares más emblemáticos para comer y beber en Valencia. Bodega Anyora es una bodega histórica en el barrio de El Cabanyal-Canyamelar, que ha sido renovada para ofrecer una carta de platos tradicionales con un toque moderno. Además, su selección de vinos naturales es impresionante y acompaña perfectamente a los platos. La ensaladilla rusa con caballa picante, el guiso de callos, el morro con anguila y la tortilla de bacalao y pisto con pericana de la Sierra de Mariola son solo algunas de las opciones del menú que vale la pena probar.

Por otro lado, La Sastrería es un bar y restaurante que se encuentra en un edificio histórico que alguna vez fue una tienda de telas. Su cocina combina lo mejor de la tradición con toques más modernos y cuenta con una amplia variedad de opciones de mariscos y pescados, además de carnes, arroces y platos de cuchara. La ensaladilla marina con torreznos y encurtidos artesanos, la croqueta líquida de gamba roja y gamba marinada, la albóndiga de chuleta Hereford con cremoso de parmesano, la bomba de steak tartar y la napolitana de carrillera y chocolate son algunos de los platos que no se pueden perder. Ambos lugares son una excelente opción para disfrutar de la comida valenciana con una buena selección de vinos y cócteles.

Valencia Gastronómica

Jose Cuñat SEO.Fotos gastronomía,cocina, recetas, sitiología, restaurantes, chefs. Foodie, gourmetin, mealsurfing, gourman . influencer cunatjose@gmail.com

vlcseo has 5490 posts and counting.See all posts by vlcseo