El éxito de la chufa impulsa al alquiler de tierras en otras regiones para su cultivo

La chufa, ese tubérculo del que se extrae la famosa bebida valenciana, la horchata, y que ha dado lugar a tantas leyendas, como la del propio nacimiento de la nomenclatura de la bebida (aquello del «açò és or xata» que exclamó Jaume I), está de moda. Y es así porque recientemente se la calificó como «superalimento» y ya no solo se fabrica horchata con ella, sino otros muchos productos.

El «boom» de este producto, junto con el hecho de que su precio es más que rentable, ha provocado que en los últimos años productores valencianos hayan buscado el alquiler de tierras fuera de la Comunitat Valenciana con el fin de cultivas chufas.

«Hace un par de años fue en el Delta del Ebro (Tarragona), hace cinco en Huelva (Andalucía) y hace tres en Xàtiva (Valencia)», explica el responsable de la sectorial de la chufa de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA), y presidente de la DO Chufa de Valencia, Antonio Gimeno. Añade que solo han sido «experiencias puntuales» que no han salido bien, puesto que el posterior de coste de transporte para traer la chufa a Valencia, limpiarla y trabajarla, era excesivamente alto y no compensaba la operación.

Además, el agua, explica Gimeno, es más barata en la Comunitat Valenciana que en otras regiones -algo que no deja de llamar la atención puesto que aquí es más escasa-.

En cuanto a la actual campaña, el presidente de la DO asegura que está funcionando «bastante bien» aunque ha habido una pequeña bajada en la producción -posiblemente por la climatología-pero sin importancia.

El doble de superficie

El gran éxito de este cultivo ha provocado que en los últimos diez años la superficie de explotación en la Comunitat Valenciana se haya doblado y haya pasado de las 400 hectáreas de 2008 a las 800 que existen en la actualidad.

Este increíble aumento se debe principalmente, a un importante incremento de la exportación a Europa, lo cual se ha traducido en una subida del precio.

En concreto, de los 36 céntimos el kilo de este tubérculo que se pagaban hace diez años, en este momento se perciben 80, un incremento más que considerable y un precio mucho más rentable que el que reciben los citricultores.

«Esto hace que sea un cultivo muy rentable en este momento, de los pocos que lo son en la actualidad», asegura Gimeno, si bien es cierto que este cultivo, por sus características intrínsecas -se cultiva cada tres años- necesita de otros complementarios para que el productor obtenga más rentabilidad.

Por lo tanto, aunque se trata de un cultivo con muchas expectativas por el precio que está alcanzando, no es tan estable como, por ejemplo, los cítricos.

LAS CLAVES

-El 80 por ciento de la chufa que se produce en la Comunitat Valenciana se dedica a la fabricación de horchata, algo que no sucede en el resto de Europa, donde se producen con ella aceites, harinas, cosméticos, u otros productos que aquí se desconocen aún.

-Algunas de las características que destacan los nutricionistas son su alto contenido en fibra, su leche puede sustituir a la de vaca, es una fuente de magnesio, proporciona una buena cantidad de potasio, y conforma una fuente inagotable de proteínas.

-El gran aporte de fibra sana y equilibrada que proporcionan las chufas no eleva los niveles de glucosa en sangre y, por tanto, estos alimentos son excelentes para prevenir y combatir la diabetes. Cabe destacar que millones de personas en el mundo sufren esta enfermedad.

-Por sus altos niveles de ácido oleico (monoinsaturado), el aceite de chufa es perfecto para nutrir la piel y prepararla ante agresiones externas. Además, contiene los suficientes ácidos grasos poliinsaturados, para cubrir perfectamente las necesidades diarias del cuerpo.

-Entre las propiedades terapéuticas del aceite de chufa, se encuentra, por ejemplo, la cura de eczemas o lesiones en la piel originadas por dermatofitos, así como la estimulación de la absorción de calcio, regeneración del tejido óseo o prevención de que se formen coágulos sanguíneos.

Los números que explican el éxito de la chufa

800 hectáreas de cultivo de chufa existen hoy en día en la Comunitat Valenciana, el doble que hace diez años

80 recibe el agricultor por cada kiló de este tubérculo», una cifra muhco mayor que los 36 céntimos por kilo que se pagaban hace una década

18 municipios conforman la DO Chufa de Valencia, entre los que destacan Valencia, Alboraia, Tavernes, Almàssera y Meliana

 

Si quieres contactar con Valencia gastronómica puedes escribirnos a valenciagastronomica.com @ gmail.com

Deja un comentario

Leer entrada anterior
La pérgola musical de La Marina de València bate records con más de dos mil asistentes en el pasado concierto

  Los grupos Modelo de Respuesta Polar, Tardor y Filipinxs demostraron el sábado la calidad y gran poder de convocatoria

Cerrar