Objetivo: Recuperar las tellinas valencianas

 

tellinasLa UPV aboga por estudiar el efecto de nuevos contaminantes de uso generalizado como los protectores solares

Científicos del Campus de Gandia de la Universitat Politècnica de València (UPV) están llevando a cabo diversas investigaciones con el objetivo de conocer la situación de las poblaciones de tellinas en la costa valenciana y para contribuir a su recuperación. La captura de estos moluscos pasó de 300.000 a 1.900 kilos en los últimos diez años en la Comunitat Valenciana, por lo que su extracción no está permitida desde junio de 2015, según ha informado la institución académica en un comunicado.

Como parte de estas investigaciones los científicos realizaron, de mayo a noviembre de 2015, un estudio en zona 3 de la costa –desde el puerto de Valencia hasta Dénia– y constataron una disminución tanto en la densidad de la población de las tellinas como en el tamaño de las mismas.

Asimismo, también detectaron que en el período de septiembre a diciembre de 2015 se produjo una “importante recuperación” de las poblaciones, debido a las lluvias que se produjeron y que aportaron nutrientes a estos moluscos.

PROPUESTAS

Los resultados de este trabajo se han trasladado a la Cofradía de Pescadores de Gandia. Fruto de estos y otros estudios los investigadores apuntan tres propuestas para mejorar la situación de las poblaciones de tellinas: trabajar en la posible cría para su reintroducción en el mar cuando sean “menos vulnerables” a depredadores como las medusas; determinar zonas donde las poblaciones sean mayores para permitir una pesca controlada y estudiar el efecto de nuevos contaminantes de uso generalizado, como los protectores solares, en estos moluscos.

El director del Máster Universitario en Evaluación y Seguimiento Ambiental de Ecosistemas Marinos y Costeros que imparte la Universitat Politècnica de València en el Campus de Gandia, Miguel Rodilla, es el encargado de estos trabajos. Según ha explicado, “desde el año 2006 hasta la actualidad, las capturas de tellinas han pasado de 300.000 a 1.900 kilos. Estos datos los conocen las administraciones responsables de la gestión de los recursos y también los pescadores y por tanto existe una preocupación para su conservación”.

Rodilla ha resaltado que es “importante” que desde la comunidad científica se trabaje con ellos “para aportarles información sobre los factores que influyen en esta situación y también para que se puedan tomar decisiones que la mejoren”.

ESTUDIO Y DIAGNÓSTICO

Según explica Miguel Rodilla, para el proceso se establecieron espacios de control donde se determinaba la evolución de las poblaciones y también se marcaron tellinas a las que se hacía un seguimiento sobre su tamaño. Aunque se constató la escasez de las mismas y su tamaño reducido, uno de los elementos para el “optimismo” fue verificar que con las lluvias que se produjeron de septiembre a diciembre el tamaño de las tellinas aumentaba “considerablemente”.

“Esto se debe a que los nutrientes que necesita el fitoplacton, que es de lo que se alimentan las tellinas, proceden de los aportes de la lluvia, ríos y acuíferos. Por este motivo, la sequía que está produciéndose en la última década en la costa valenciana está haciendo que las tellinas tengan poco alimento”.

Otro de los elementos que impide el crecimiento de tellinas, según Miguel Rodilla, es la abundancia de depredadores como las medusas, que comen las larvas de tellinas antes de que se implanten en el sustrato del mar. Por este motivo, el equipo liderado por Miguel Rodilla está estudiando la posibilidad de ‘cultivar’ tellinas hasta que tengan mayor tamaño, con el objetivo de introducirlas en el medio cuando sean menos susceptibles de convertirse en víctimas de los depredadores.

“No sabemos si la producción completa de tellinas en acuicultura sería rentable, pero creemos que es viable mantenerlas en criaderos durante un tiempo, con el objetivo de realizar repoblaciones en las playas y mejorar el estado de las poblaciones”, señala.

Otra hipótesis con la que trabajan es con que los tóxicos presentes en el mar, provenientes de protectores solares, hidrocarburos y otros contaminantes estén afectando negativamente a los moluscos ya que, afirman, las tellinas tienen un ciclo “muy corto” y las extracciones y otros factores no explican la caída tan drástica de estas poblaciones.

“No se trata de no utilizar cremas solares, sino de averiguar qué componentes resultan más contaminantes y recurrir a otros que contaminen menos”, puntualiza el científico.

Con todo, Miguel Rodilla cree que se puede actuar “de forma positiva”. “Dada la facilidad con la que crecen las poblaciones en condiciones favorables, debemos trabajar para descubrir cuáles son y proporcionarlas; durante este tiempo, sería conveniente establecer puntos de pesca controlada e implicar a los propios pescadores en la gestión sobre estos puntos, ya que ellos son principales interesados en que las poblaciones marinas se mantengan”, ha indicado.

De esta forma, afirma, “no se perdería el conocimiento que los pescadores tienen de estas artes tradicionales y se continuaría apoyando la sostenibilidad de las tellinas”.

Media files:

Jose Cuñat

Jose Cuñat SEO.Fotos gastronomía,cocina, recetas, sitiología, restaurantes, chefs. Foodie, gourmetin, mealsurfing, gourman . influencer cunatjose@gmail.com

vlcseo has 1853 posts and counting.See all posts by vlcseo

Deja un comentario

Leer entrada anterior
La DO Utiel-Requena vende 27,3 millones de botellas de vino en 2015, un 5,5% más que el año anterior

     Las bodegas adscritas a la Denominación de Origen (DO) Utiel-Requena han vendido en 2015 un total de 27.334.266

Cerrar