Las Cervezas del Mercado by BWK acogen la mesa redonda sobre las cervezas envejecidas en barrica, como los vinos

 Las Cervezas del Mercado by BWK acogen la mesa redonda sobre las cervezas  envejecidas en barrica, como los vinos y reúne a expertos del sector para presentar My Name Was Barack de la valenciana Zeta Beer, Brewer´s Desire de Timmermans y Chimay Grand Rérserve 2015. Y es que Las cervezas se envejecen en barricas desde hace siglos. Una técnica en desuso que la nueva ola de la cerveza está devolviendo a nuestros días

En la mesa estuvieron charlando sobre las Cervezas:

Paco Valls (Bierwinkel)

Manuel Fuentes( Zeta)

Rubén  Granado(Coviñas)

Jonathan Martin ( Timmermans)

Alejandro Jardel  (Bierwinkel)

My Name Was Barack: Cerveza Modernamente Envejecida

La microcervecera valenciana Zeta estrena un lote limitado de My Name Was Barack, una Barley Wine de 10,5% ABV envejecida seis meses en barricas de vino tinto de Requena.

Un estilo complejo y licoroso con una considerable carga de alcohol que no aparece en boca pero sí en la cabeza. Rojiza, de carbónico tenue y rica en matices. Se aprecian las maltas y el vino tinto que contuvo la barrica. Una cerveza curvilínea, equilibrada, cargada del amargo resinoso del lúpulo Chinook. Hablamos de My Name Was Barack, la primera cerveza envejecida en barricas de roble de los valencianos de Zeta.

Seis meses madurando, redondeándose, adquiriendo los tonos ásperos de las bebidas añejadas. La primera de la serie de cervezas de edición limitada que la micro lanza al mercado. Sólo salen 1.000 litros de estas Modernly Aged Beer Series, cervezas modernamente envejecidas. Una American Barley Wine contemporánea trabajada con técnicas de antaño, que toma su nombre, como la nueva serie, de una figura que ya habita en la frontera entre presente y pasado.

Las cervezas con un tiempo de guarda en barricas de madera tienen una tradición inmensa. Una forma de trabajo que llega a nuestros días a través de pequeños semilleros de arraigo cervecero. Son míticas las lámbicas de origen belga confeccionadas con solera. Las Scotch Ale, Stout, Old Ale que, además de pasar por la barrica, los británicos hacían (y hacen aún hoy) ascender desde los pequeños toneles de forma mecánica. Como los alemanes de Bamberg, que tradicionalmente sirven sus Rauchbier ahumadas, directamente desde cask de madera por gravedad.

La industria trajo la homogeneidad. Y con ella, el desuso de las técnicas tradicionales. Han sido los americanos, con su renovada fiebre por la cerveza craft, quienes han pisado el acelerador de las afinidades entre madera y cerveza. Se trabajan barricas de whisky (Peat, Bourbon, Islay, Speyside, Highlands…), tequila, cognac, ron, vino (tinto, blanco, Sauternes, Porto, Madeira, Jerez)… Las posibilidades terminan con la imaginación. También han aparecido las chips de distintas maderas, para añejar de forma rápida y económica. Pero no llega ni de lejos a los perfiles que ofrecen las barricas.

Son pocos elaboradores los que trabajan cervezas con paso en barrica en suelo peninsular. Apenas un 7% de entre las más de 700 marcas que operan en la actualidad. Zeta, con esta nueva serie de cervezas, se coloca a la cabeza de la recuperación de procesos históricos dentro del panorama cervecero. Cuenta ya con un parque de 1.350 litros de barricas de vino tinto procedentes de la cooperativa Coviñas, afincada en Requena. Las próximas serán de Jerez. La intención, ir creciendo con maderas trabajadas en España, de bebidas de origen tradicional. Han sido los primeros en incorporarla en la Comunidad Valenciana. Con un ojo en el retrovisor para elaborar las cervezas del futuro.

MY NAME WAS BARACK

——————

10,5% ALC. VOL. – 100 IBU

Cerveza estilo American Barley Wine (envejecida 6 meses en barricas de vino tinto)

Maltas: Pilsen, Munich, Special W, Caraamber, Caramunich

Lúpulo: monovarietal Chinook

 

Brewer´s Desire de Timmermans:

Esta cerveza 100% de malta (malta clara y malta ligeramente tostada) se elabora con lúpulo envejecido y hervido durante un largo periodo de tiempo.  En la cuba de enfriamiento, se añaden diferentes levaduras provenientes de la región de Pajottenland, que fueron aisladas y cultivadas. Asimismo, los famosos Brettanomyces también entran en acción y desempeñan su labor secreta y misteriosa. Esta cerveza única se deja macerar durante dos años en barriles de roble antes de ser embotellada, sin filtrar, para ser sometida a una segunda fermentación con la misma levadura.  En nariz resaltan los aromas a trufa, roble, ahumado y Brettanomyces.

En boca es seca, dulce, con un toque de chocolate amargo fondant, y una acidez similar a la del champán. Alc. 7,5 % vol.

Medalla de oro del prestigioso Brussels Beer Challenge 2016.

 

 

Chimay Grand Rérserve 2015:

 

Cerveza trapense  de edición limitada 2015, envejecida en barrica de madera nueva, es una excepcional cerveza con una triple fermentación y  maduración prolongada en barrica.

No filtrada, no pasteurizada, esta cerveza presenta un sabor redondo a madera inimitable, Alc.10 % vol.

Jose Cuñat

Jose Cuñat SEO.Fotos gastronomía,cocina, recetas, sitiología, restaurantes, chefs. Foodie, gourmetin, mealsurfing, gourman . influencer cunatjose@gmail.com

vlcseo has 1749 posts and counting.See all posts by vlcseo

Deja un comentario

Leer entrada anterior
“Fórmula Desayuno” llega a Valencia con el objetivo de fomentar hábitos de desayuno saludables

Lidl en colaboración con "5 al día" pone en marcha una campaña itinerante que recorrerá más de 80 ciudades españolas

Cerrar