La manzana alimenta el cerebro y la sonrisa

Estudios médicos revelan que la ingesta regular de fruta y verdura aumenta el bienestar psicológico

  • Investigaciones con humanos publicadas por el American Journal of Public Health y por el British Journal of Nutrition confirman las propiedades beneficiosas de la manzana para incrementar la sensación de felicidad, mantener estable el nivel de energía y favorecer las funciones neuronales.
  • En su campaña de difusión de la alimentación saludable, VI.P (Asociación de Cooperativas Hortofrutícolas de Val Venosta) apunta algunos trucos para tomarla correctamente en fresco y propone tentempiés saludables a la hora de reponer fuerzas

Cuidar la alimentación no sólo mejora la salud, también el estado de ánimo. Es la conclusión de varios estudios médicos. El último, realizado por la Universidad británica de Warwick en colaboración con la Universidad australiana de Queensland y publicado American Journal of Public Health[i], investigó en 12.000 personas el nivel de felicidad alcanzado tras cambiar la dieta, incluyendo la ingesta de fruta y verduras hasta las ocho piezas diarias. Las mejoras en el estado de ánimo eran mucho más rápidas que en la salud, produciendo un incremento progresivo en los niveles de felicidad que los científicos llegaban a equiparar a la consecución de un empleo para una persona desempleada.

Es la confirmación de tendencias nutricionales como la ‘Mood Food’, que establece una relación entre la dieta y el bienestar anímico. Y en esa apuesta por el consumo regular de frutas, la manzana ha demostrado sus beneficios por contribuir a la agilidad mental y al equilibrio emocional.

LA MANZANA REGULA LOS NIVELES DE ENERGÍA Y FAVORECE LAS FUNCIONES NEURONALES

Uno de los elementos que intervienen en los cambios de humor es la falta de energía por las alteraciones en los niveles de glucosa en sangre. Algo que puede controlarse minimizando el consumo de alimentos que contengan azúcares refinados, harinas blancas y estimulantes como la cafeína. Éstos proporcionan una sensación vigorizante gracias a la rápida subida de la glucosa en sangre. Pero, inmediatamente, ésta cae en picado porque dichas sustancias no pueden absorberse correctamente y se genera el popular ‘bajón’, una sensación de abatimiento y flojera.

Sin embargo, si optamos por la manzana en esos momentos de desfallecimiento o como tentempié habitual, su glucosa es un azúcar natural, más fácilmente asimilable por el organismo y que se libera de manera progresiva gracias a los carbohidratos complejos de esta  fruta, esto hace que sea una de las pocas frutas recomendadas para los diabéticos. Además, esta liberación progresiva de azúcares hace que nuestra energía se mantenga nivelada durante más horas y favorece un estado de ánimo más estable.

Otro de los beneficios de la manzana tiene que ver con la agilidad mental. La Universidad británica de Reading realizó una investigación – también en humanos – publicada en el British Journal of Nutrition[ii] y que concluía que esta fruta tiene un impacto positivo en la memoria y cognición. Fuente esencial de los flavonoides, es rica en este tipo de antioxidantes, entre los que destaca la quercitina presente mayoritariamente en su piel. Estas sustancias ayudan a proteger a las neuronas más vulnerables, mejorando las funciones neuronales del cerebro y sirviendo de soporte a la función neurocognitiva. Es decir, que los antioxidantes de la manzana mantienen nuestro cerebro joven, facilitando la concentración y ayudando a pensar más y mejor.

MANZANA, EL TENTEMPIÉ INTELIGENTE

Además de su bajo aporte calórico, en su campaña de difusión de la alimentación saludable VI.P, Asociación de Cooperativas Hortofrutícolas de Val Venosta, recuerda que la manzana ha demostrado sus propiedades a la hora de reponer fuerzas de manera inteligente porque, como se apuntaba anteriormente, libera energía progresivamente, favorece la concentración y, dentro de una dieta con presencia de otras frutas y vegetales, contribuye a generar una sensación de bienestar mental.

Es, pues, una opción inteligente para comer algo entre horas. Lo más sencillo es tomarla en crudo, comiendo la pieza a bocados. VI.P también propone dejar preparadas bolsitas con cubitos de manzana para picar en cualquier momento (la textura de la fruta no sufre al congelarse y descongelarse y, para evitar que se oxide y el color de la pulpa se apague, se le aplican unas gotitas de limón).

Para los que necesitan un almuerzo o merienda algo más contundente, VI.P propone incluir la manzana en recetas de tostas, fáciles de tomar y saludables. Un ejemplo es la de Manzana Val Venosta con gorgonzola o la de Manzana Val Venosta con carne de cangrejo (VER RECETAS Y FOTOS ADJUNTAS). También se puede preparar una sabrosa crema de manzana que sustituya a mantequillas o quesos cremosos a la hora de acompañar a fiambres salados, aportando un curioso contraste. Es el caso de la Tosta de Crema de Manzana Val Venosta con jamón serrano (VER RECETA Y FOTO ADJUNTAS).

En cualquier caso, conviene mantener la piel de la fruta, que es donde se encuentran gran parte de sus nutrientes, sobre todo los flavonoides, y optar por panes integrales así como por ingredientes lo más naturales posible para que no contrarresten las propiedades saludables de la manzana y su poder para mantenernos activos y equilibrar el estado de ánimo.

Valencia gastronomía

  Información corporativa Manzanas Val Venosta

La Asociación de Cooperativas Hortofrutícolas de Val Venosta, VI.P, nace en 1990 y está formada por siete cooperativas y más de 1.720 productores que cultivan más de 5.200 hectáreas en el Valle Venosta, ubicado en los Alpes Italianos.

El microclima especial del valle (300 días de sol al año; fuerte fluctuación de temperaturas entre el día y la noche; y la altitud a la que se cultivan las manzanas –entre los 500 y los 1.000 metros-) y su naturaleza ofrecen las condiciones perfectas para el cultivo de manzanas de alta calidad, aromáticas, de sabor dulce y equilibrado, piel fina y particularmente crujientes durante todo el año.

El 92% de la producción de VI.P se obtiene aplicando técnicas de cultivo integrado, que reducen al mínimo el uso de pesticidas químicos y prohíben los tratamientos químicos tras la cosecha. Una forma de cultivar respetuosa con el medio ambiente, la naturalidad de los frutos y la salud humana. El 8% restante de su producción es biológica. Esta línea, BIO Val Venosta, tiene una cosecha media que supera las 25.000 Tn y tiene como principales mercados Italia y Alemania.

Mientras que Manzanas Val Venosta recolecta una media de 350.000 toneladas cada temporada y las comercializa en 50 mercados internacionales entre los que destacan Italia (absorbe el 50% de  la producción), Alemania, Escandinavia, Países del Este, Norte de África y Oriente Medio además de España, que representa aproximadamente el 10% de sus ventas.

[i] Evolution of Well-Being and Happiness After Increases in Consumption of Fruit and Vegetables. Mujcic R, J Oswald. Am J Public Health. 2016 Aug; 106(8):1504-10. doi: 10.2105/AJPH.2016.303260.

[ii] The impact of fruit flavonoids on memory and cognition. Jeremy P. E. Spencer. British Journal of Nutrition, Volume 104,Supplement S3,2010,pp S40-S47,DOI 10.1017/S0007114510003934

Jose Cuñat

Jose Cuñat SEO.Fotos gastronomía,cocina, recetas, sitiología, restaurantes, chefs. Foodie, gourmetin, mealsurfing, gourman . influencer cunatjose@gmail.com

vlcseo has 1854 posts and counting.See all posts by vlcseo

Deja un comentario

Leer entrada anterior
El cacao natural ayuda a mantener los niveles de colesterol a raya durante la Navidad

El cambio de hábitos durante la época navideña, con comidas copiosas y ricas en grasas, mayor consumo de alcohol y

Cerrar