Goiko Grill, las hamburguesas del médico que colgó su bata y se enfundó el delantal, llega a Valencia el 18 de enero

Goiko Grill, la conocida hamburguesería gourmet comienza su expansión nacional y lo hace priorizando la capital del Turia, “una capital hamburguesera”, y bajo el mismo espíritu que cuando comenzaron hace casi cuatro años en Madrid: de forma humilde y basándose en la Calidad, Eficiencia y el Buen Rollo.

El nuevo Goiko Grill estará ubicado en la céntrica calle Martínez Cubells 4, donde se repetirá la fórmula de apostar por un buen producto, el trato cercano y cuidado, claves que han hecho que esta empresa familiar, haya pasado de ser una pequeña hamburguesería a contar con 11 restaurantes en Madrid que han ido creciendo orgánicamente, gracias a la reinversión del 100% del flujo de caja de un restaurante  en otro.

Sus fans son auténticos embajadores de la experiencia Goiko Grill, que no se cansan de venerarlas o, incluso, declararles su amor públicamente en sus redes sociales. Y es que estas delicias de autor son casi celebridades en el mundo  2.0.

Andoni Goicoechea, fundador de Goiko Grill, deja claro que lo más importante es el producto, “excepcional, natural, fresco y sin conservantes”. Las hamburguesas se hacen con “carne de vaca española, muy roja, fresca, picada a diario por nuestro carnicero, con el sazón de Goiko Grill y es cocinada al punto preferido de cada  cliente”.

El médico que se enfundó el delantal: emprender durante la crisis

La historia Goiko Grill surge en plena crisis económica. Andoni es un joven venezolano de ascendencia vasca que llegó a Madrid para ejercer como Médico Interno Residente (MIR) de geriatría en el Hospital de La Paz.

El primer Goiko Grill nace después de que cerrase el sitio donde quedaba a tomar cervezas con un  amigo al salir del hospital. “Pedí un poco de dinero prestado, me ayudaron. Junto a mi padre† y mi hermana, diseñamos la primera carta del restaurante. Planteamos hacer una hamburguesería gourmet, con la máxima calidad, como si fuera en tu casa. Así surgió Goiko   Grill”.

“Al principio no entraba ni Dios”. Reconoce que los seis primeros meses fueron muy duros, mucho ensayo y error. Además, le tocó compatibilizar las guardias del hospital con echar a andar el primer restaurante, llegando a dormir en el parking situado junto al local o pasándose con la scooter en los descansos del hospital para comprobar que todo estaba en orden. “Era un ritmo demencial”, confiesa Goicoechea.

Andoni tuvo que tomar la decisión de si dejar su proyecto hamburguesero o renunciar a la carrera de medicina. Finalmente, apostó por colgar el fonendo y centrarse en las parrillas de Goiko, donde volcó

esfuerzos e ilusión para alcanzar su sueño: cocinar las mejores y más perfectas hamburguesas y hacer crecer a Goiko Grill.

“Amamos lo que hacemos, hacemos hamburguesas”

Marcado por el carácter culinario de su padre†, la influencia española y venezolana se sienten en todo  lo que se puede encontrar en su carta. Desde los teques -palitos de mozzarella al estilo venezolano- hasta la ‘Aita’, su hamburguesa con queso Idiazábal y pimientos del piquillo. Eso sí, la hamburguesa estrella de la carta es la Kevin  Bacon.

La Kevin Bacon se ha convertido por méritos propios en la hamburguesa gourmet más vendida de España. Su fusión de sabores la convierten en una burger diferente que apuesta por picar la carne de la hamburguesa en la plancha y rellenarla con trozos de bacon, cebolla crunchy y queso americano. Es la más fea, pero también la más  deliciosa.

Más allá de la Kevin, la Yankee se ha convertido en una de las últimas incorporaciones a la carta y es una de las burgers que más focos atrae. Y es que además de la carne de hamburguesa, viene con un mini rack de costilla de cerdo deshuesada bañada en la salsa barbacoa casera, y acompañada de lechuga batavia, queso americano y cebolla a la plancha. Suculenta, gigante, espectacular.

Además, cada Goiko Grill cuenta con una burger única, sólo disponible en ese restaurante y que ha   sido creada por su staff, y en Valencia no podía ser menos. Así, estrenarán La Senyoreta que además  de carne trae alioli de ñoras, queso Roncal, hashbrown de batata y bacon, salteado de champiñones portobello y cebolla y pimientos  fritos.

Todas las hamburguesas, vienen acompañadas de las ya clásicas patatas Goiko. Patatas naturales que llegan en sacos al local y  en  las que se invierten varias horas cada día para que tengan un estilo  rústico, dorado y muy crujiente por fuera pero muy suave por dentro. “En cada restaurante tienen a un especialista que las mima, las corta, lava, pocha y fríe en aceite de girasol. Un trabajazo que vale la pena”, reconoce Andoni.

Siempre se ha de tener el mejor  producto, pues es el mejor embajador de Goiko Grill. “No hemos  bajado la calidad en 4 años, nunca lo haremos”, promete Andoni, “la experiencia Goiko es algo que no podemos negociar. Si le rebajamos 10 céntimos al proveedor, él nos dará 10 céntimos menos de calidad. Y eso es algo que no nos podemos permitir. Somos tan buenos como la última hamburguesa que sale de la parrilla”.

Cumplir esta promesa es uno de los motivos por los que Goiko Grill no quiere franquiciar sus restaurantes. “Recibimos alrededor de 80 propuestas al mes de negocio para ser franquicias, y aunque suene tentador, las descartamos sistemáticamente. Somos una familia que compartimos unos valores, una ilusión y un sueño. Es muy difícil franquiciar la familia, tenemos nuestros métodos,  nuestra  particular forma de hacer cosas, y es hacerlas bien. Para llegar a este punto, hemos contado con nuestros más allegados y así nos queremos mantener”, comenta   Andoni.

#FamiliaGoikoGrill

Tan importante como el punto de la carne o la temperatura del pan es el ambiente que se transmite en cada uno de los restaurantes de Goiko  Grill. Y es que los empleados no son cocineros o camareros, sino que con el buen rollo que hay dentro de los locales han pasado a ser una #FamiliaGoikoGrill, un buen ambiente que se transmite hasta los clientes con lo que se sienten parte de ella.

El ambiente de Goiko Grill lo hace su gente, y su staff sabe que es el ingrediente secreto. Un impecable servicio deja una buena sensación que llega a todos los rincones, sintiéndose especialmente fuerte en las redes sociales. Twitter, Facebook, Instagram, Tripadvisor y Google se han convertido en piezas fundamentales del difusión del boca-boca de Goiko   Grill.

El staff de Goiko Grill no sólo está en cada local, sino también detrás de cada post, de cada foto del Instagram y de cada petición de los clientes. “Hemos aprendido a ser muy cercanos con todo el que nos escribe. Nos tomamos en serio las publicaciones y críticas, tanto las buenas como las malas. Siempre pensando en mejorar. Escuchar a nuestros clientes, ha sido clave”, explica    Andoni.

Hoy, aquellos empleados que creyeron en Andoni, han crecido dentro de la empresa hasta convertirse  en managers y directores de las diferentes áreas de Goiko Grill, una empresa muy familiar que cuida al máximo a todos sus  trabajadores.

Expansión controlada

Todos los beneficios de Goiko Grill han sido reinvertidos en la propia compañía. “Ha sido un camino austero y progresivo. Bastante conservador. Pero eso también nos ha permitido tener la libertad de no tener deudas ni estar ahogados por los bancos. El nuevo plan estratégico permite este crecimiento  sólido y siempre bajo la premisa de Calidad, Eficiencia y Buen   Rollo”.

Siguiendo esta fórmula, Goiko Grill ha conseguido reinvertir los flujos de caja de sus restaurantes para abrir el siguiente. “Al haber adquirido tamaño nos hemos permitido el lujo de contar con una ronda de créditos bancarios”, una inyección que ayudará a seguir apostando por un producto fresco y de calidad mientras abren más  restaurantes.

Print Friendly

Escriba su comentario

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *